02/08/2017 visitas: 51

Tipos de baterías

Baterías de Plomo acido: El acumulador o batería de plomo, también denominada batería de ácido-plomo es un tipo de batería (batería húmeda)

muy común en vehículos convencionales, como batería de arranque, aunque también se utilizan como batería de tracción de vehículos eléctricos. Suele proporcionar una tensión de 6 V, 12 V u otro múltiplo de 2, ya que la tensión que suministra cada celda es de 2 V. Pueden suministrar unas intensidades de corriente relativamente grandes, lo que las hacen ideales para los motores de arranque.

Aunque su utilización y forma más conocida es la batería de automóvil, este acumulador tiene muchas aplicaciones.

Baterías selladas AGM:  Las baterías de plomo/AGM (AGM es la abreviación de Absortion Glass Mat) son confeccionadas a base de fibra de vidrio absorbente, de manera que al ensamblar la batería e introducir el electrolito líquido, éste es absorbido por la fibra AGM que opera como una esponja.

 

Baterías de GEL: Las baterías de gel reciben su nombre por las celdas de gel que dan energía a la batería. Estas celdas están llenas con una mezcla de azufre y sílice que inmoviliza los electrolitos.

Las baterías de gel son más similares a las baterías de fibra de vidrio absorbida. Ambas baterías son muy profundas en sus ciclos, lo que significa que no deben ser recargadas hasta que su carga quede por debajo del 50 por ciento. Las baterías de gel de sílice utilizan un aditivo que aumenta la rigidez del gel. Estas baterías son más sensibles cuando se trata de la sobrecarga. Las baterías de gel siempre deben ser removidas de su cargador tan pronto como lleguen a un 100 por ciento.

 

Baterías de Litio: La batería de iones de litio, también denominada batería Li-Ion, es un dispositivo diseñado para almacenamiento de energía eléctrica que emplea como electrolito una sal de litio que consigue los iones necesarios para la reacción electroquímica reversible que tiene lugar entre el cátodo y el ánodo.

Comentarios

Deje su comentario